jueves, 6 de septiembre de 2007

juegos de las fiestas patrias

Las Carreras a la Chilena y Trilla a Yegua Suelta:
Para los campesinos ni la fonda, ni la chicha, ni tampoco la empanada son suficientes para que unaverdadera celebración de Fiestas Patrias esté completa. Pero si se incluyen las competencias de las "carreras en pelo" o "a la chilena", las festividades tendrán un verdadero toque criollo campesino. Dicen que cuando hay carreras y trillas, mujeres y niños se acercan al lugar de la competencia, que por lo general es entre una larga alameda para ver a los valientes hombres que correránlos caballos a "capela", es decir, sin montura, sin estribos, sin espuelas y sólo agarrados de las crines. Suelen competir dos jinetes, quienes concitan las apuestas de los espectadores.
Si bien las ganancias de quienes apostaron por el ganador ledan un toque de emoción a las carreras, éstas no son el principal objetivo de las competencias. Lo más importante es compartir todos juntos en torno a una tradición que resalta al caballo chileno y su osado jinete del campo. El espectáculo concita apuestas, comilonas y cuecas que son imperdibles en este evento típicamente criollo.

RAYUELA:
El Tejo
Cuando los araucanosconocieron este juego popular de procedencia española, lo bautizaron como tecun(tejos). Desde entonces se comenzó a nombrar a este pasatiempo de esa manera.
El tejo es un juego criollo quese realiza con fanatismo en las zonas rurales y se ha convertido en elprotagonista de muchas festividades criollas. El juego consiste en lanzar lostejos, piezas circulares de plomo o bronce, de modo que caigan sobre una cuerdatensa o un lienzo que ha sido extendía sobre un cajón de arena, formando línea.
Quienes sean capaces de lanzar los tejos de tal manera que caigan exactamentesobre el lienzo tomarán la delantera. Les seguirán aquellos jugadores cuyostiros se ubiquen lo más cerca posible del lienzo.
La cancha debe prepararse especialmente. Un rectángulo debarro es la zona de juego. Este debe medir alrededor de 90 cms. de ancho por 50cms. de largo. Los bordes se marcan con maderos y antes de cada juego severifica que el terreno esté lo suficientemente plano y húmedo como para darbuena acogida a los tejos.
Previo al tiro, los jugadores toman una distancia de entre18 y 25 pasos y luego lanzan los tejos tratando de que caigan en la mejorubicación posible. Se participa en forma individual, de a parejas o se armanequipos.

Encumbrar Volantines:
Con la llegada de la primavera nuestros cielos le dan la bienvenida a la llegada de miles de volantines dedistintos colores, formas y tamaños que inician su temporada de juego.
Septiembre es el mes ideal para encumbrar a estospersonajes de papel, pues el viento de primavera es el óptimo para dar vida alas piruetas y danzas aéreas.
El origen del volantín es muy antiguo. Se atribuye a ungeneral chino de nombre Han Sin, en el año 200 antes de Cristo, y su difusiónfue tan popular en Oriente que el calendario chino le dedicó el noveno mes delaño. En Europa, empezó a hacerse conocido en el siglo XVII y su aparición enChile data de mediados del siglo XVIII. Su llegada conquistó a tantosseguidores, que se convirtió en el protagonista de muchas fiestas, juegos,competencias, reuniones y jaranas criollas.
Pero su presencia también causó disturbios y peleas. Dehecho, en 1795 se dictó una orden que condenaba a seis días de prisión a todo"malvado" que causara daños como consecuencia de la encumbrada de unvolantín. Esta medida se tuvo que adoptar porque fueron demasiados los peatonesque sufrieron el golpe de una teja por culpa de las piruetas de un volantín.Pese a esto, su presencia se hizo indispensable en la celebración de lasFiestas Patrias, donde destacaban las famosas competencias de corridas devolantines. Estas últimas consisten en la lucha de dos o más figuras de papelen el cielo, que buscan eliminarse unas a otras por medio del roce violento delhilo curado. Esta "arma" es consecuencia de la mezcla de vidrio molido conpegatina en el hilo que encumbra al volantín y que es capaz de cortar los hilosenemigos.
Con los años, se prohibió el uso del hilo curado y losvolantines se dedicaron a cubrir los cielos con fines lúdicos y no competitivosestando en manos principalmente de los niños.
Sin embargo, y pese a todas las campañas de prevención yadvertencia en contra del hilo curado, persisten hoy en día algunos fanáticosque lo siguen usando causando daños a los menores. Son numerosos los niños quehan sufrido cortes y heridas producto de ese peligroso material.
Actualmente, el volantín ha experimentado lasinnovaciones de la modernidad, ya que sus variedades se presentan en papel, plásticoy con sofisticados sistemas de manejo que posibilitan dirigirlo con dos manos.

Hacer Bailar al Trompo:
Un cuerpo cónico de madera, unapúa de metal en la punta y una cuerda que se enrolla en ella, componen altrompo, figura que ha sido protagonista de muchas horas de entretención yfestividades en la vida criolla.
Girar, bailar y hacer piruetas en el suelo es la misiónde esta figura que, una vez lanzada por su dueño, debe enfrentarse a lasamenazas de otros trompos danzarines que intentarán derribarlo.

Pero hay muchas otras maneras de divertirse con el trompo,sin tener que competir con otros de su especie. Entre ellas, se encuentra lamodalidad de hacerlo bailar y luego, con ayuda de la cuerda, subirlo en forma de"copita" hacia la mano para que termine su danza en la palma de al mano. Deesta modalidad surgieron los siguientes términos: Trompo "sedita": es elque se siente suavecito cuando baila en la mano. El otro es el trompo"cucarro" que por tener la púa torcida o desnivelada baila ásperamentesobre la mano.
Las cuerdas se conocen en Chile con diferentes nombres:guaraca, soga, soguilla, cochaillo, lienza.
Su Origen :
El origen del trompo es muy antiguo. Ya es citado en laliteratura de Virgilio en su obra "Eneida" y algunos poetas romanosconfesaban que tenían más afición al trompo que a los estudios.
Inicialmente en Chile, los trompos se hacían de madera deespino con el fin de que fueran muy resistentes para soportar los "quiños"o golpes que reciben de sus adversarios. Hoy se han masificado y su fabricaciónse hace con diferentes tipos de maderas y también se les ve de múltiplescolores.

El Emboque:
El emboque es un clásico juegoinfantil criollo. Muchas horas habrán pasado los niños y jóvenes chilenostratando de meter un palito al orificio del cuerpo de madera con forma decampana que corresponde al emboque. Para este juego la paciencia y laperseverancia, además del buen pulso, son requisitos fundamentales.
¿Cómo se juega?
Con una mano se sostiene el palito del que por un cordón cuelga boca abajo elemboque. Luego se debe alzar el cuerpo de madera al aire y tratar de insertar elpalito. Gana quien logra mayor cantidad de emboques seguidos. Existen diferentesmaneras de embocar y se reconocen con los siguientes nombres: simple, doble,vertical, mariquita, puñalada, purtiña o dominio del revés. Es un pasatiempotípico en la vida de los campesinos y entretiene tanto a chicos como a grandes.

El Palo Ensebado:
Junto con los volantines y lascarreras a la chilena, el palo ensebado es un típico juego criollo que serealiza durante las celebraciones de Fiestas Patrias.
Aunque es un pasatiempo que se originó en la ciudaditaliana de Nápoles en el siglo XVI, es una costumbre que está muy arraigadaen nuestras latitudes y en nuestras festividades.
En esta competencia puede participar cualquier macho quetenga ganas de trepar una vara de alrededor de 5 metros de alto hasta su cima,donde podrá recoger el premio que allí lo espera. El problema es que la varaestá embetunada con grasa para dificultar su ascenso. Así, el palo estáabsolutamente resbaladizo y hay que desplegar mucha fuerza para poder mantenersey trepar por él. Incluso, hombres que aparentan ser muy "fortachones" nologran llegar ni a la mitad de la cima y luchan por largos minutos para tratarde persistir en el intento y no resbalar rápidamente hasta el suelo.